“El Mar Menor ha estado casi en ebullición por las altas temperaturas”

La temperatura de la ‘laguna salada’ estaba ayer en 31 grados, dos por encima del Mediterráneo, y en las últimas semanas se ha mantenido por encima de la media de los años anteriores. El consejero Javier Celdrán señala que "las aguas siguen siendo excelentes para el baño, dado que la ola de calor de este verano afecta fundamentalmente a la sensación térmica" y anuncia que la Comunidad Autónoma extremará la vigilancia por la ola de calor para conocer cómo evolucionan los parámetros de control frente a las altas temperaturas.


SONIDO: Declaraciones de Celdrán1 - SONIDO: Declaraciones de Celdrán2 - SONIDO: Declaraciones de Celdrán3

Imagen de esta mañana en Los Urrutias, donde se observan a personal limpiando la orilla de algas y cieno junto a miembros de la universidad haciendo un estudio del agua y de la fauna autóctona (foto: Fermín Ferrer)


El consejero de Turismo, Cultura y Medio Ambiente, Javier Celdrán, realizó hoy un nuevo balance del estado del Mar Menor, que se está viendo afectado por la ola de calor extrema que sufre todo el Mediterráneo, con especial incidencia en la Costa Cálida, y gran parte de España durante estos días, lo que ha hecho que la Comunidad y los científicos incrementen la vigilancia de la laguna. Una ola de calor que los meteorólogos han venido a denominar ‘Lucifer’ por la prolongación durante semanas de temperaturas muy altas y microexplosiones térmicas por encima de 8 grados.

La temperatura del Mar Menor se situaba ayer en 31 grados y la del Mar Mediterráneo en 29, dos grados de media más que hace un año. Además, durante las últimas tres semanas, la temperatura se ha mantenido por encima de los registros medios de los últimos años. En la rueda de prensa se ha indicado que otros años la temperatura ha llegado hasta los 35 grados, pero no de forma estable como han hecho los más de 30 grados en esta ocasión, dejando el agua “casi en ebullición”.

Este incremento que afecta al funcionamiento del ecosistema marino y su producción biológica, pero no a la calidad de las aguas de baño, que siguen mostrando parámetros “excelentes desde el punto de vista sanitario en todas las playas ribereñas”, explicó el consejero, “dado que esta ola de calor afecta fundamentalmente a la sensación térmica”.

Celdrán, quien estuvo acompañado por el director general del Mar Menor, Antonio Luengo, y el investigador y científico de la UPCT, Javier Gilabert, miembro del Comité de Asesoramiento Científico del Mar Menor y experto en Ecosistemas del Departamento de Ingeniería Química y Ambiental, recordó que “afortunadamente, el Mar Menor continúa siendo la masa de agua de España más controlada y estudiada”.

“Estamos haciendo todo lo que un Gobierno puede hacer para actuar responsablemente en su recuperación, pero hay fenómenos climáticos como esta ola de calor contra la que poco podemos hacer, salvo estudiar su impacto”, añadió el consejero, que en este sentido resaltó el incremento de la monitorización para conocer cómo evolucionan los parámetros de control de la laguna frente a las altas temperaturas.

El consejero afirmó que “el aumento de la temperatura nos hacía ser prudentes y permanecer vigilantes, trabajando junto a la comunidad científica, y efectivamente estamos viendo que la ola de calor puede pasar factura a las aguas si continúa con temperaturas extremas muchas más semanas”, aunque aseguró que “la situación sigue siendo muy diferente y mucho mejor que la que vivíamos hace un año, como cualquier ciudadano puede comprobar consultando la buena evolución de los parámetros que publicamos en la web www.canalmarmenor.esEste enlace se abrirá en ventana nueva”.

A pesar del aumento de la temperatura, los expertos confían en que no se repetirá la situación del año pasado, ya que en ella también influyó la situación anómala vivida el invierno anterior, cuando la renovación del agua no se produjo de forma adecuada y hubo una proliferación de fitoplancton. El titular de Medio Ambiente destacó que “podemos decir con total contundencia que las aguas se encuentran dentro de parámetros de excelencia para el disfrute de bañistas y que nuestro Mar Menor sigue siendo un espacio único que supone un gran valor añadido para nuestra oferta turística”.

Nuevas medidas
Ante esta situación de incremento anormal de temperatura del Mar Menor por la ola de calor, desde el Gobierno regional se ha incrementado la vigilancia en el entorno del Mar Menor y la frecuencia de las mediciones, “de tal manera que podamos detectar de manera más ágil y eficaz cualquier variación que se pudiera producir de cualquier parámetro que se venían controlando de forma semanal”, señaló el consejero.

Además, se va a extremar al máximo el control y vigilancia, con un dispositivo especial de agentes ambientales, en coordinación con la Delegación del Gobierno, para evitar cualquier entrada de agua no controlada en el entorno del Mar Menor y evitar la aportación de nutrientes.

Por otra parte, se está intensificando la campaña de concienciación y educación ambiental ‘Naturalmente Mar Menor’, con la que se recuerda que la recuperación es una tarea de todos. En este sentido, Celdrán solicitó “la colaboración ciudadana para que, a través de la app ‘CONECTAmbiental Mar Menor’, nos comuniquen cualquier problema que sea identificado, como acumulación de algas o medusas, para que podamos proceder de manera inmediata a su retirada evitando una descomposición de materia orgánica”.

Buscar

 

 

 

Webs amigas

 

Publicidad

 

 

© 21DEhoy agenCYA - e-mail: cartagenadehoy1@gmail.com Telf: 968 92 22 63 - 608 48 90 63

Formulario acceso

Este sitio utiliza cookies de Google y otros buscadores para prestar sus servicios, para personalizar anuncios y analizar las visitas en la web. Google recibe información sobre tus visitas a esta página. Si visitas esta web, se sobreentiende que aceptas el uso de cookies. Para mas informacion visite nuestra politica de privacidad.

Comprendo las condiciones.

EU Cookie Directive Module Information