Primera derrota como local del CD Algar (1-2)

Escrito por José Antonio Martínez Mellinas. 27 de marzo de 2021, sábado.

El viento y controvertidas decisiones del árbitro se aliaron con el Fortuna en el campo Sánchez Luengo, donde los rojiblancos ya estaban al cuarto de hora de juego con dos goles en contra. En la foto, Bauti, autor del gol local en un segundo tiempo de claro dominio de los jugadores que entrena Moreno Boluda.



Campo Sánchez Luengo de El Algar, ante un centenar de espectadores. Partido de Preferente Autonómica.
CD ALGAR: Buyo, Ayoub, (Carlos, minuto 73), Naranjo, Maxi, Adrian, Álex, Requena (Vallecillos, 73), Baños, (Bauti, 46), Aguirre, (Javi, 75), Pitu y Vicente.
GOLES: 0-1.Minuto 12: Yoni. 0-2. Minuto 15: Nico: 1-2. Minuto 62: Bauti.  
ÁRBITRO: Rodríguez Díaz. Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Ayoub, Vicente y Maxi, y a los visitantes Omar, Yoni y Pepe.   



El viento y el trencilla de turno fueron los gran aliados del conjunto visitante. Primero con un gran gol que el aire contribuyó a que el meta Buyo no pudiera detener, y después con polémicas decisiones arbitrales, como la que tuvo lugar en el minuto 11, cuando se reclamó una mano dentro del área visitante. No se señaló y en la continuación de la jugada sí se castiga la máxima pena en la caída de un futbolista visitante en el área local, aparentemente por una artimaña del jugador visitante. Lo lanzó Alberto y el meta Buyo lo paró. Sin embargo, dos minutos después vino el tanto de Nico con un remate que, ayudado por el viento, se coló por la escuadra. Con este resultado de 0-2 acabó la primera parte.



La segunda parte los rojiblancos seguían empujando en su lucha por hacer de reducir distancias en el marcador y por fin llegaría el tanto de la esperanza. Fue obra, como no, de Bauti que dentro del área grande agarró un gran disparo con rosca, entrando el esférico junto al poste de la meta defendida por Ojeda.

A partir de ahí, al Fortuna empezaron a 'temblarle las piernas' de ver de que los ataques en tromba de los algareños eran constantes. Entonces comenzó a aflora el 'antifútbol' con constantes pérdidas de tiempo. Al final el botín fue para los visitantes.

 

Imprimir